Edouard Louis Joseph, Baron Merckx, conocido deportivamente como Eddy Merckx,  nació en Bélgica el 17 de junio de 1945. Famoso ciclista belga considerado como el mejor ciclista de todos los tiempo, apodado como “El Canibal” por su gran e insaciable hambre de victorias. Actualmente está casado y tiene dos hijos, Sabina y Axel, siendo este último igualmente ciclista profesional, retirado en 2007. Tubo una larga y próspera carrera como ciclista, ganando grandes vueltas como el Tour, Giro y Vuelta en diversas ocasiones, amén de otras carreras menores. En 1974 logró la llamada Triple Corona del ciclismo, al ganar Giro , Tour, y el Campeonato del Mundo en el mismo año.

Eddy Merckx fue uno de los tres hijos de una pareja que dirigía una tienda de comestibles en el área de clase media de Sint-Pieters-Woluwe, cerca de Bruselas, Bélgica. Su hermano y su hermana son gemelos. La familia se mudó al suburbio de cuando era joven.

“Tuve una infancia bonita. Había amor, y los padres eran muy sensibles. No éramos ricos, pero  a mi hermano menor, mi hermana y a mí  nunca nos faltó de nada. Mi padre era un hombre de gran carácter y mi madre muy culce y amable. Ambos son ejemplos maravillosos para mí. Como todos, yo soy una mezcla de ambos. Mi determinación y la voluntad de trabajar duro es de mi padre. Trabajó sin descanso para construir su tienda de ultramarinos. Él era estricto con la disciplina, pero también algo filósofo. He mantenido algunas de sus frases en mi cabeza durante toda mi vida. De mi madre tengo mi lado más suave y amable. Un ejemplo de ello es el hecho de que a menudo me resulta difícil decir que no a la gente. ”

Eddy adquirió su primera bicicleta de carreras de segunda mano cuando tenía ocho años. Su héroe era Stan Ockers, que murió de una caída en una pista de Amberes en 1956. Ockers había ganado etapas en las que consiguió el maillot verde en dos ocasiones. Terminó segundo en la general en dos ocasiones. Siempre estaba en las noticias durante el Tour de Francia. “Yo ni siquiera sabía mucho acerca de las clásicas, ya que transcurrían en domingo, y en ese día solíamos visitar a mi abuela en su granja de Meensel-Kiezegem, donde yo nací “. “Yo odiaba la escuela, me encantaba hacer todos los deportes, pero me gustaba estar en su salsa. Me fui tan pronto como pude. Eso causó fricciones en el hogar, especialmente con mi padre. Pero era típico de él que apoyara  mi decisión , sobre todo cuando vio que me gustaba lo que yo había elegido, el ciclismo, y lo estaba haciendo bien”.