Correcaminos punto bike

Amantes del ciclismo

Etiqueta: bicicleta

BayCycle: utiliza tu bicicleta sobre el agua

Las bicicletas son uno de los medios de transporte más nobles del mundo. Con ella, podemos disfrutar de las ciudades, los bosques, las rutas, los campos, las praderas, los desiertos, las playas, los ríos… ¿los ríos? Con BayCycle, un accesorio para bicicletas fenomenal, ahora también puedes pedalear por arriba del agua.

Cuando se lee lo anterior, no podemos pensar otra cosa más que: ¡es una locura! Sin embargo, BayCycle generó que esa locura sea una realidad. Una posibilidad que cualquier persona con una bicicleta puede disfrutar en cualquier río, laguna, lago o bahía del mundo. ¡Vamos a conocer este accesorio para bicicletas!

¿Qué es el BayCycle?

En el planeta tierra, el agua ocupa un 71% del total de la superficie. En el mundo, más de 1.000 millones de bicicletas son usadas periódicamente. Con esta información, el creador de este accesorio para bicicletas investigó -y desarrolló- la respuesta para que el pedaleo no se acabe cuando llega el agua.

El BayCycle es un accesorio flotante que permite transformar a cualquier bicicleta en una bicicleta de agua. Es, en otras palabras, un dispositivo capaz de hacer que las bicicletas puedan continuar su camino, navegando a través de cualquier curso de agua, pequeños o grandes.

Se trata de un dispositivo flotante, de fácil armado y acople con cualquier modelo de bicicletas en el mundo, capaz de generar propulsión en el agua, manteniendo el flote y la dirección a la hora de navegar. Todo ello, mientras el ciclista pedalea tal como si fuera transitando a través del asfalto.

Hasta el momento es un proyecto que buscó fondos a través de la plataforma Indiegogo, pero sin éxito. Sin embargo, es una idea que aún continúa siendo trabajada por su creador, quien -sin dudas- logrará en el futuro mejor suerte para que este accesorio para bicicletas sea -finalmente- una realidad en los mercados.

¿Cómo funciona este accesorio para bicicletas?

El BayCycle es un accesorio muy fácil de utilizar. Se trata de dos flotadores inflables de gran robustez y resistencia, que cuentan con un sistema de arnés al que se acopla la bicicleta, cualquiera sea su modelo. Una vez montado el sistema en tierra, se inflan los flotadores con la energía generada a partir del pedaleo, dejándolo operativo y listo para entrar al agua y continuar el viaje.

La rueda trasera transmite, con su giro provocado por el normal pedaleo del ciclista, la energía suficiente para que las hélices propulsoras hagan avanzar la ahora bicicleta flotante. Por otro lado, la rueda delantera vira naturalmente como lo hace en tierra, controlando el sistema flotante y girando la propulsión hacia la dirección deseada.

Dado que se trata de un proyecto, aún se desconocen el peso exacto o -por ejemplo- el precio con el que saldría al mercado.

Consejos para circular en bicicleta con seguridad

1. Utiliza el casco:

Los estudios realizados hasta el momento indican que el uso del casco puede reducir hasta en un 85 por ciento. Es importante que el casco se adapte adecuadamente a tus necesidades y que sea homologado por el Instituto Nacional Americano de Standards (ANSI) o por la Fundación Snell Memorial.

2. Indumentaria:

La ropa debe ser de color claro, o reflectante si se circula durante el ocaso en momentos de escasa visibilidad, y ceñida al cuerpo para evitar que se enganche en la bicicleta. Si lleva alguna carga o una bolsa, procure que esté bien sujeta. Puedes cpmprarla con códigos de descuento en https://www.maiscupao.pt/.

3. Carril de la derecha:

Circula siempre por el carril de la derecha en fila india y respeta las señales de tráfico. Nunca pases de un carril a otro ni se acerque a la parte posterior de un automóvil o camión para ser remolcado. Además, no olvides realizar las señales correctas de manos y brazos para comunicar las maniobras que vas a realizar.

4. Atención al tráfico:

Siete de cada diez choques entre bicicletas y coches se producen en las intersecciones y salidas. Por ello, mira bien en ambas direcciones antes de entrar en una calle o una intersección. Si hay mucha circulación camina junto a tu bicicleta.

5. Estado de la calzada:

Las carreteras o calles pueden deparar desagradables sorpresas. Presta atención a las rejas del alcantarillado, los charcos, las piedras, los baches o los cristales rotos. Antes de esquivarlos asegúrate de que puedes hacerlo con seguridad y aprovecha un espacio libre en el tránsito.

6. Faroles:

Si circulas de noche no olvides encender los faroles traseros y delanteros de la bicicleta. Utiliza ropa reflectante, especialmente en las extremidades (tobillos y muñecas), en la espalda y el casco.

7. Carriles para bicicletas:

Circula por las sendas y los caminos reservados para las bicicletas que están marcados con señalización especial.

8. Comprueba el estado de la bicicleta:

Asegúrate de que la bicicleta se adapta correctamente a tu tamaño. Los pies deben tocar el suelo cuando estés sentado en el asiento y el manubrio debe estar fijo y girar con facilidad. Verifica que las ruedas y todos los elementos de la bicicleta están bien asegurados.

9. Utiliza los frenos:

Los frenos permiten controlar la velocidad, por lo que es importante que funcionen correctamente. Si los frenos son de mano, utiliza los traseros inmediatamente antes de usar los delanteros. Además, modera la velocidad cuando las condiciones del terreno o la calzada son peligrosas y frena con anticipación, ya que en ocasiones se requiere más distancia para detenerse. Puedes adquirir frenos para tu bicicleta con promociones en https://www.mascupon.com.ar/.

10. No escuches música:

con auriculares mientras circulas en la bicicleta, ya que impide que percibas la presencia de otros vehículos e impide que controles el tráfico a tu espalda.

Consejos para preparar una carrera de MTB

1.- Reduzca la intensidad de las salidas

Corredores experimentados ajustan la intensidad de sus entrenos a medida que se acercan a las grandes competiciones. Ellos ajustan una o tres semanas previas al evento, bajando la intensidad de sus salidas para permitir que su cuerpo se recupere y estar en su mejor forma en la línea de salida. Nosotros no tenemos  dos o mas semanas para prepararnos. Entonces, ¿qué hacer? La semana anterior (aproximadamente 7 días antes de la carrera), trate de hacer una salida dura, extenuante, donde realmente dejen las piernas doliendo. Esto se hace más fácilmente en una bicicleta de carretera, pero también puedes hacerlo en tu MTB y hacer una salida por los senderos locales y obtener resultados similares.

Al día siguiente, no dejes de hacer algo de bicicleta, sal a dar una vuelta a baja intensidad, a ritmo de recuperación … sólo lo suficiente para hacer fluir un poco los desechos musculares del día anterior entre 45 a 60 min, estaría perfecto.

Personalmente en los días previos a la carrera, hago 2 salidas suaves durante la semana. La salida del martes no es tan dura como la del fin de semana y mi salida del jueves es en realidad un paseo suave por la ciudad. La idea aquí es asegurarse de que sus piernas están frescas y recuperadas para la carrera y no aun en estado de recuperación.

2.- Dormir, nada mejor que el sueño para recuperarse

En los días previos a la carrera, me aseguro de obtener la mayor cantidad de sueño como sea posible. El cuerpo recupera mejor mientras que los ojos están cerrados, Y así asegurarnos de que las piernas están completamente recuperadas, trate de obtener 8 horas de sueño en las noches previas al evento.

3.- Hidratación y nutrición son clave

En la semana previa a la carrera, me aseguro de estar hidratado y comer gran cantidad de proteínas y carbohidratos. Si piensas que solo hay beneficio en lo que se come y bebe el día antes de carrera, estás equivocado. La hidratación y la nutrición se construye con el paso de los días, por lo que se necesita comenzar al menos 4 a 7 días antes de la carrera para asegurarse de que tienes una buena base acumulada en su sistema.

La noche antes de la carrera, un plato de camote o papas asadas con una pechuga grande de pollo a la parrilla sigue siendo una buena idea con una gran cantidad de agua. Asimismo, asegúrese de tener un buen desayuno por la mañana y de mantener la hidratación de su cuerpo. Se debe estar completamente hidratado en la línea de salida por lo que cualquier líquido que usted consuma durante la carrera es solo para reemplazar lo que ha expulsado a través del sudor. Si llegas deshidratado a la carrera asi te tomes un tanque de agua NO lograras hidratarte completamente y si ese dia hay sol y humedad lo mas probable es que aparezcan los calambres.

4. Ajustar la bicicleta

Haz el mantenimiento de la bici unos 2 o 3 dias previos a la carrera para tener tiempo a probarla y ajustar cualquier cosa pequeña que falte, NO cometas el error de ajustarla la noche previa a la carrera, los nervios pueden jugarte una mala pasada, un tornillo girado de mas en el stem y crack.

5. Sigue tu propio ritmo durante la carrera

Por último, asegúrate de llevar un ritmo que le permita terminar la carrera mas rápido de lo que la empezó y no al contrario. Es extremadamente fácil sentir la emoción en la linea de salida y tratar de mantenerse al frente con todos los corredores experimentados. Hay que recordar que tu corres tu propia carrera… no contra los otros competidores,  eso se definirá al final.

Muchas ocasiones se ve como algunos competidores amateurs salen fuertes y se mantienen así por 30 o 40 min, pero luego son sorprendidos al final de la carrera, por aquellos competidores a los que pasaron al inicio. Correr tiene que ver con el ritmo … conocer tu cuerpo y el rendimiento sobre la bicicleta. Cuanto más lo entrenes mejor lo harás … y más éxito tendrás.

Aprende a montar desmontar los neumáticos de tu bicicleta

Desmontar un neumático

1) Preparación

Saca tu rueda de la bicicleta aflojando los pernos de cada lado del eje.

– Saca el tapón de la válvula (la válvula es por donde inflas la rueda)

– Desinfla el neumático presionando en la parte interior de la válvula, no hace falta que el neumático esté totalmente desinflado, que esté un poco blando es suficiente. Sugerencia b’Twin: utiliza el extremo de una palanca de cubiertas para desinflar fácilmente el neumático.

2) Quitar el neumático

– ¡Lo serio empieza ahora! Para poder quitar el neumático, primero debes apretar los laterales del neumático hacia dentro. El neumático debería desengancharse de las paredes de la llanta estando suelta dentro.

– Ahora entran en acción las palancas de cubiertas. Utilízalas como palanca sacar la parte interior del neumático fuera de la llanta. Cuidado de no pellizcar la cámara de aire. Normalmente puedes enganchar la palanca de cubiertas en un radio para mantener el neumático fuera de la llanta. Repite esta operación hasta que saques de la llanta todo un lado del neumático.

– Una vez que la primera mitad del neumático esté fuera de las paredes de la llanta, ya puedes quitar la cámara de aire. Sin la cámara de aire y tirando con las manos, puedes fácilmente terminar de sacar del todo el neumático.

– Si también quieres sacar el «fondo de llanta», utiliza un destornillador por el agujero de la válvula. El fondo de llanta normalmente es elástico y se puede quitar fácilmente.

Volver a montar un neumático

1) Preparación

– Si ya tienes un fondo de llanta (tira elástica que recubre el interior de la llanta), puedes pasar al siguiente punto. De lo contrario, ¡sigue leyendo! Si no hay ningún fondo de llanta, deberás poner uno. Este sirve para impedir los pinchazos: la cámara de aire puede pincharse si está inflada directamente sobre la llanta. Un consejo para colocarlo fácilmente: pon el agujero del fondo de llanta con el agujero de la llanta para la válvula y coloca en su interior un destornillador. De este modo vas a poder colocar el resto de fondo de llanta (que acostumbra a ser un poco elástico) sin que se mueva.

– El sentido correcto del neumático. Sí, la mayoría de los neumáticos tienen un sentido correcto. Por lo general viene indicado en el neumático con una pequeña flecha o con front/rear, delante y detrás respectivamente.

2) Montar un neumático

– Primero debes colocar un lateral del neumático dentro de la llanta, puedes hacerlo con la mano. Una vez que el lado derecho o izquierdo esté dentro de la llanta, puedes pasar al paso siguiente.
– Pon la cámara de aire, un poco inflada. Pasa la válvula por el agujero de la llanta antes de colocar toda la cámara de aire dentro del neumático.

– Solo falta poner el otro lateral del neumático dentro de la llanta. Puedes empezar a hacerlo con la mano y, si te cuesta demasiado, utiliza una palanca de cubiertas como palanca para terminar de poner el resto de neumático (cuidado de no pellizcar la cámara de aire).

– Para terminar, debemos comprobar que el neumático está bien colocado sobre la llanta y ya podemos inflarlo. ¡Ponemos el tapón y ya hemos terminado!

Para más información sobre cómo desmontar los neumáticos de tu bici, pincha aquí.