Correcaminos punto bike

Amantes del ciclismo

BayCycle: utiliza tu bicicleta sobre el agua

Las bicicletas son uno de los medios de transporte más nobles del mundo. Con ella, podemos disfrutar de las ciudades, los bosques, las rutas, los campos, las praderas, los desiertos, las playas, los ríos… ¿los ríos? Con BayCycle, un accesorio para bicicletas fenomenal, ahora también puedes pedalear por arriba del agua.

Cuando se lee lo anterior, no podemos pensar otra cosa más que: ¡es una locura! Sin embargo, BayCycle generó que esa locura sea una realidad. Una posibilidad que cualquier persona con una bicicleta puede disfrutar en cualquier río, laguna, lago o bahía del mundo. ¡Vamos a conocer este accesorio para bicicletas!

¿Qué es el BayCycle?

En el planeta tierra, el agua ocupa un 71% del total de la superficie. En el mundo, más de 1.000 millones de bicicletas son usadas periódicamente. Con esta información, el creador de este accesorio para bicicletas investigó -y desarrolló- la respuesta para que el pedaleo no se acabe cuando llega el agua.

El BayCycle es un accesorio flotante que permite transformar a cualquier bicicleta en una bicicleta de agua. Es, en otras palabras, un dispositivo capaz de hacer que las bicicletas puedan continuar su camino, navegando a través de cualquier curso de agua, pequeños o grandes.

Se trata de un dispositivo flotante, de fácil armado y acople con cualquier modelo de bicicletas en el mundo, capaz de generar propulsión en el agua, manteniendo el flote y la dirección a la hora de navegar. Todo ello, mientras el ciclista pedalea tal como si fuera transitando a través del asfalto.

Hasta el momento es un proyecto que buscó fondos a través de la plataforma Indiegogo, pero sin éxito. Sin embargo, es una idea que aún continúa siendo trabajada por su creador, quien -sin dudas- logrará en el futuro mejor suerte para que este accesorio para bicicletas sea -finalmente- una realidad en los mercados.

¿Cómo funciona este accesorio para bicicletas?

El BayCycle es un accesorio muy fácil de utilizar. Se trata de dos flotadores inflables de gran robustez y resistencia, que cuentan con un sistema de arnés al que se acopla la bicicleta, cualquiera sea su modelo. Una vez montado el sistema en tierra, se inflan los flotadores con la energía generada a partir del pedaleo, dejándolo operativo y listo para entrar al agua y continuar el viaje.

La rueda trasera transmite, con su giro provocado por el normal pedaleo del ciclista, la energía suficiente para que las hélices propulsoras hagan avanzar la ahora bicicleta flotante. Por otro lado, la rueda delantera vira naturalmente como lo hace en tierra, controlando el sistema flotante y girando la propulsión hacia la dirección deseada.

Dado que se trata de un proyecto, aún se desconocen el peso exacto o -por ejemplo- el precio con el que saldría al mercado.

Consejos para circular en bicicleta con seguridad

1. Utiliza el casco:

Los estudios realizados hasta el momento indican que el uso del casco puede reducir hasta en un 85 por ciento. Es importante que el casco se adapte adecuadamente a tus necesidades y que sea homologado por el Instituto Nacional Americano de Standards (ANSI) o por la Fundación Snell Memorial.

2. Indumentaria:

La ropa debe ser de color claro, o reflectante si se circula durante el ocaso en momentos de escasa visibilidad, y ceñida al cuerpo para evitar que se enganche en la bicicleta. Si lleva alguna carga o una bolsa, procure que esté bien sujeta. Puedes cpmprarla con códigos de descuento en https://www.maiscupao.pt/.

3. Carril de la derecha:

Circula siempre por el carril de la derecha en fila india y respeta las señales de tráfico. Nunca pases de un carril a otro ni se acerque a la parte posterior de un automóvil o camión para ser remolcado. Además, no olvides realizar las señales correctas de manos y brazos para comunicar las maniobras que vas a realizar.

4. Atención al tráfico:

Siete de cada diez choques entre bicicletas y coches se producen en las intersecciones y salidas. Por ello, mira bien en ambas direcciones antes de entrar en una calle o una intersección. Si hay mucha circulación camina junto a tu bicicleta.

5. Estado de la calzada:

Las carreteras o calles pueden deparar desagradables sorpresas. Presta atención a las rejas del alcantarillado, los charcos, las piedras, los baches o los cristales rotos. Antes de esquivarlos asegúrate de que puedes hacerlo con seguridad y aprovecha un espacio libre en el tránsito.

6. Faroles:

Si circulas de noche no olvides encender los faroles traseros y delanteros de la bicicleta. Utiliza ropa reflectante, especialmente en las extremidades (tobillos y muñecas), en la espalda y el casco.

7. Carriles para bicicletas:

Circula por las sendas y los caminos reservados para las bicicletas que están marcados con señalización especial.

8. Comprueba el estado de la bicicleta:

Asegúrate de que la bicicleta se adapta correctamente a tu tamaño. Los pies deben tocar el suelo cuando estés sentado en el asiento y el manubrio debe estar fijo y girar con facilidad. Verifica que las ruedas y todos los elementos de la bicicleta están bien asegurados.

9. Utiliza los frenos:

Los frenos permiten controlar la velocidad, por lo que es importante que funcionen correctamente. Si los frenos son de mano, utiliza los traseros inmediatamente antes de usar los delanteros. Además, modera la velocidad cuando las condiciones del terreno o la calzada son peligrosas y frena con anticipación, ya que en ocasiones se requiere más distancia para detenerse. Puedes adquirir frenos para tu bicicleta con promociones en https://www.mascupon.com.ar/.

10. No escuches música:

con auriculares mientras circulas en la bicicleta, ya que impide que percibas la presencia de otros vehículos e impide que controles el tráfico a tu espalda.

Ejercicios para fortalecer tus piernas y aguantar en la bicicleta

Fortalecer las piernas. 1º EJERCICIO:

Consiste en pedalear sentado sobre el sillín, moviendo un desarrollo duro (plato grande y coronas pequeñas), con una baja frecuencia de pedaleo (entre 50 y 60 pedaladas por minuto). Cada repetición debe durar entre 10 y 20 minutos y debes hacer 2 ó 3 repeticiones. Para recuperar, pedalea con un desarrollo suave (plato mediano y coronas grandes) y con agilidad (entre 80 y 90 pedaladas por minuto), durante 15 minutos. Este ejercicio trabajará tu fuerza resistencia y es preferible que lo realices en una subida tendida.

Fortalecer las piernas. 2º EJERCICIO:

El segundo ejercicio que te proponemos mejora tu fuerza máxima o explosiva. Arrancando desde parado (quedándote en equilibrio) debes realizar entre 8 y 12 sprints, de entre 10 y 15 segundos. Debes seleccionar un desarrollo con el que te cueste comenzar a pedalear pero que termine siendo ágil al final del sprint. Pedalea con normalidad durante 5 minutos para recuperarte de cada sprint, y 15 minutos entre cada tanda de sprints. Realiza 2 ó 3 tandas.

Fortalecer las piernas. 3º EJERCICIO:

El último ejercicio consiste en pedalear de pie sobre los pedales durante al menos 5 minutos, sin sentarte sobre el sillín en ningún momento. Así también fortalecerás la musculatura de los brazos y el tronco, que también te ayudarán a pedalear más fuerte. Recupera, rodando con un pedaleo ágil y sentado sobre el sillín, al menos otros 20 minutos.

Consejos para preparar una carrera de MTB

1.- Reduzca la intensidad de las salidas

Corredores experimentados ajustan la intensidad de sus entrenos a medida que se acercan a las grandes competiciones. Ellos ajustan una o tres semanas previas al evento, bajando la intensidad de sus salidas para permitir que su cuerpo se recupere y estar en su mejor forma en la línea de salida. Nosotros no tenemos  dos o mas semanas para prepararnos. Entonces, ¿qué hacer? La semana anterior (aproximadamente 7 días antes de la carrera), trate de hacer una salida dura, extenuante, donde realmente dejen las piernas doliendo. Esto se hace más fácilmente en una bicicleta de carretera, pero también puedes hacerlo en tu MTB y hacer una salida por los senderos locales y obtener resultados similares.

Al día siguiente, no dejes de hacer algo de bicicleta, sal a dar una vuelta a baja intensidad, a ritmo de recuperación … sólo lo suficiente para hacer fluir un poco los desechos musculares del día anterior entre 45 a 60 min, estaría perfecto.

Personalmente en los días previos a la carrera, hago 2 salidas suaves durante la semana. La salida del martes no es tan dura como la del fin de semana y mi salida del jueves es en realidad un paseo suave por la ciudad. La idea aquí es asegurarse de que sus piernas están frescas y recuperadas para la carrera y no aun en estado de recuperación.

2.- Dormir, nada mejor que el sueño para recuperarse

En los días previos a la carrera, me aseguro de obtener la mayor cantidad de sueño como sea posible. El cuerpo recupera mejor mientras que los ojos están cerrados, Y así asegurarnos de que las piernas están completamente recuperadas, trate de obtener 8 horas de sueño en las noches previas al evento.

3.- Hidratación y nutrición son clave

En la semana previa a la carrera, me aseguro de estar hidratado y comer gran cantidad de proteínas y carbohidratos. Si piensas que solo hay beneficio en lo que se come y bebe el día antes de carrera, estás equivocado. La hidratación y la nutrición se construye con el paso de los días, por lo que se necesita comenzar al menos 4 a 7 días antes de la carrera para asegurarse de que tienes una buena base acumulada en su sistema.

La noche antes de la carrera, un plato de camote o papas asadas con una pechuga grande de pollo a la parrilla sigue siendo una buena idea con una gran cantidad de agua. Asimismo, asegúrese de tener un buen desayuno por la mañana y de mantener la hidratación de su cuerpo. Se debe estar completamente hidratado en la línea de salida por lo que cualquier líquido que usted consuma durante la carrera es solo para reemplazar lo que ha expulsado a través del sudor. Si llegas deshidratado a la carrera asi te tomes un tanque de agua NO lograras hidratarte completamente y si ese dia hay sol y humedad lo mas probable es que aparezcan los calambres.

4. Ajustar la bicicleta

Haz el mantenimiento de la bici unos 2 o 3 dias previos a la carrera para tener tiempo a probarla y ajustar cualquier cosa pequeña que falte, NO cometas el error de ajustarla la noche previa a la carrera, los nervios pueden jugarte una mala pasada, un tornillo girado de mas en el stem y crack.

5. Sigue tu propio ritmo durante la carrera

Por último, asegúrate de llevar un ritmo que le permita terminar la carrera mas rápido de lo que la empezó y no al contrario. Es extremadamente fácil sentir la emoción en la linea de salida y tratar de mantenerse al frente con todos los corredores experimentados. Hay que recordar que tu corres tu propia carrera… no contra los otros competidores,  eso se definirá al final.

Muchas ocasiones se ve como algunos competidores amateurs salen fuertes y se mantienen así por 30 o 40 min, pero luego son sorprendidos al final de la carrera, por aquellos competidores a los que pasaron al inicio. Correr tiene que ver con el ritmo … conocer tu cuerpo y el rendimiento sobre la bicicleta. Cuanto más lo entrenes mejor lo harás … y más éxito tendrás.

Aprende a montar desmontar los neumáticos de tu bicicleta

Desmontar un neumático

1) Preparación

Saca tu rueda de la bicicleta aflojando los pernos de cada lado del eje.

– Saca el tapón de la válvula (la válvula es por donde inflas la rueda)

– Desinfla el neumático presionando en la parte interior de la válvula, no hace falta que el neumático esté totalmente desinflado, que esté un poco blando es suficiente. Sugerencia b’Twin: utiliza el extremo de una palanca de cubiertas para desinflar fácilmente el neumático.

2) Quitar el neumático

– ¡Lo serio empieza ahora! Para poder quitar el neumático, primero debes apretar los laterales del neumático hacia dentro. El neumático debería desengancharse de las paredes de la llanta estando suelta dentro.

– Ahora entran en acción las palancas de cubiertas. Utilízalas como palanca sacar la parte interior del neumático fuera de la llanta. Cuidado de no pellizcar la cámara de aire. Normalmente puedes enganchar la palanca de cubiertas en un radio para mantener el neumático fuera de la llanta. Repite esta operación hasta que saques de la llanta todo un lado del neumático.

– Una vez que la primera mitad del neumático esté fuera de las paredes de la llanta, ya puedes quitar la cámara de aire. Sin la cámara de aire y tirando con las manos, puedes fácilmente terminar de sacar del todo el neumático.

– Si también quieres sacar el «fondo de llanta», utiliza un destornillador por el agujero de la válvula. El fondo de llanta normalmente es elástico y se puede quitar fácilmente.

Volver a montar un neumático

1) Preparación

– Si ya tienes un fondo de llanta (tira elástica que recubre el interior de la llanta), puedes pasar al siguiente punto. De lo contrario, ¡sigue leyendo! Si no hay ningún fondo de llanta, deberás poner uno. Este sirve para impedir los pinchazos: la cámara de aire puede pincharse si está inflada directamente sobre la llanta. Un consejo para colocarlo fácilmente: pon el agujero del fondo de llanta con el agujero de la llanta para la válvula y coloca en su interior un destornillador. De este modo vas a poder colocar el resto de fondo de llanta (que acostumbra a ser un poco elástico) sin que se mueva.

– El sentido correcto del neumático. Sí, la mayoría de los neumáticos tienen un sentido correcto. Por lo general viene indicado en el neumático con una pequeña flecha o con front/rear, delante y detrás respectivamente.

2) Montar un neumático

– Primero debes colocar un lateral del neumático dentro de la llanta, puedes hacerlo con la mano. Una vez que el lado derecho o izquierdo esté dentro de la llanta, puedes pasar al paso siguiente.
– Pon la cámara de aire, un poco inflada. Pasa la válvula por el agujero de la llanta antes de colocar toda la cámara de aire dentro del neumático.

– Solo falta poner el otro lateral del neumático dentro de la llanta. Puedes empezar a hacerlo con la mano y, si te cuesta demasiado, utiliza una palanca de cubiertas como palanca para terminar de poner el resto de neumático (cuidado de no pellizcar la cámara de aire).

– Para terminar, debemos comprobar que el neumático está bien colocado sobre la llanta y ya podemos inflarlo. ¡Ponemos el tapón y ya hemos terminado!

Para más información sobre cómo desmontar los neumáticos de tu bici, pincha aquí.

Los accidentes más frecuentes entre ciclistas y coches

¿Cuáles son las principales causas?

La distracción, seguida de la inexperiencia en un 8,2% de los casos, el alcohol o las drogas en un 5,1%, el cansancio y el sueño o enfermedad en el 0,1% de las situaciones, al igual que la velocidad inadecuada. El director técnico de la coordinadora en Defensa de la Bicicleta en España (ConBici), que aglutina a 55 asociaciones nacionales, Manuel Martín, va un paso más allá y señala aparte de la distracción “no respetar los límites de velocidad por parte de los automovilistas, ya que un accidente tipo es el de un ciclista arrollado en una recta en carretera interurbana y equipado con casco”. Además Martín lamenta que “todavía no haya cambiado el Reglamento General de Circulación, a pesar de que pueda mejorar en algunos aspectos de la seguridad vial referente a la bicicleta. Por ejemplo, agravar las penas por atropello a un ciclista”. Ante esta queja, no está de más que echemos un vistazo a nuestro portal referente a cómo debemos conducir en carretera con ciclistas.

El impacto frontolateral, el accidente más usual

Este tipo de colisiones afecta a un 48% de los accidentes ciclistas en ciudad, según el informe sobre accidentes de tráfico en zona urbana en España, realizado por la DGT en 2010. Una colisión que se produce cuando el ciclista se encuentra circulando a la derecha del vehículo, que puede efectuar un giro y este no ve al ciclista porque se encuentra en su punto ciego. Además es más peligroso en el momento en el que va a girar un camión de gran envergadura, ya que barrerá al ciclista, aunque éste se encuentre parado dejándole pasar. Aquí la inexperiencia del ciclista sale a relucir, sobretodo en un carril bici estrecho, que le invita  a situarse en la derecha. ¿Cómo evitarlo? Si somos ciclistas, lo ideal es circular por el centro del carril, de esta manera, obligamos al vehículo que gira a quedarse atrás o adelantarnos, teniéndonos en cuenta.

El impacto lateral, el segundo más producido

En concreto, en el 12% de los casos y se debe a que el conductor no frena a tiempo cuando el ciclista se cruza en su trayectoria de manera inesperada, bien por exceso de velocidad de cualquier de los dos vehículos o por falta de visibilidad en el cruce. El momento más peligroso de este tipo de colisión es cuando el ciclista, que circula por aceras-bici, al llegar a un paso de peatones, no tienen la experiencia de saber que está circulando demasiado rápido y se confía demasiado creyendo que la prioridad le protege. ¿Cómo evitarlo? Tan sencillo como ir por el centro del carril cruzando a velocidad moderada, de esta manera permite al ciclista ver y ser visto, además de tener más espacio de reacción, en caso de despiste o exceso de velocidad.

¡Cuidado al abrir la puerta cuándo estás aparcado!

Una colisión que como la anterior se produce en el 12% de los accidentes. Y todo ocurre porque el conductor que acaba de aparcar su vehículo no ha mirado antes de abrir, aunque también cuando el ciclista circula muy pegado al borde. Un accidente que se torna más peligroso en puertas que se abren por el lado derecho, dado que el copiloto suele mirar menos. ¿Sabes evitarlo? Si el ciclista va por la calzada, basta con que se separe más de 1 metro, aunque en el caso de que vaya por un carril-bici muy estrecho sólo le queda la opción de circular muy despacio para frenar a tiempo, en caso de que se abra la puerta.

Colisión por alcance a un ciclista, otra causa más

En el 5% de los impactos que se producen en ciudad este es el accidente que menos se produce principalmente por falta de visibilidad. Suele ser causado por gente con poca experiencia que se ciñe al carril derecho, incurriendo en mayores riesgos.

No dejar la distancia de seguridad al adelantar al ciclista, invita al accidente

Muchas veces el conductor que viene por detrás del ciclista ve un hueco para adelantarle y se mete sin comprobar si hay ese 1,5 metros de espacio lateral. Este tipo de accidentes alcanza su mayor peligrosidad en tramos sin iluminación o por la noche . También al amanecer o al atardecer. ¿Cómo evitarlo? Basta con que enciendas las obligadas luces y los reflectantes por la noche y si es con el sol de frente, evites las vías rápidas.

Consejos para comprar una bicicleta de montaña

Consejos sobre el orden de elección de componentes.

Es casi imposible comparar todos los componentes de una bicicleta de montaña a la hora de comprar, pero debemos tener en cuenta los principales consejos. El orden por el que empezar sería: Suspension delantera, Amortiguador trasero en caso de doble suspension, cambios delantero y trasero y por último las ruedas, es reto de componentes los dejamos a elección personal. En todos estos componentes debemos tener en cuenta el fabricante que debe ser de categoría reconocida y en donde podremos ajustar precio y prestaciones será en el modelo, siempre sin perder de vista los fabricantes de componentes de primer orden.

Consejos sobre frenos de disco o V-brakes.

En el momento actual y por muchas razones nuestros consejos a la hora de comprar una bicicleta de montaña no hay discusión en los frenos, se han impuesto los frenos de disco a pesar de que cada uno de ellos tienen sus ventajas e inconvenientes. En la actualidad ya apenas se encuentran bicicletas con frenos de llanta llamados V-Brakes, quedando casi relegado este tipo de frenos a montajes de bicicletas de montaña personalizados.

Consejos sobre tubeless o cámaras.

En la compra de una bicicleta de montaña tenemos que tener muy en cuenta los neumáticos, y es por lo que debemos tener muy presentes los sistemas de ruedas que no llevan cámara, los llamados tubeless. Este sistema nos ofrecerá más rendimiento que el tradicional neumático con cámara, a pesar de la mayor complejidad a la hora del montaje y el mantenimiento. Con la configuración correcta, el rendimiento será mucho mayor, especialmente para aquellos que por tradición ponemos elevadas presiones a las ruedas para evitar pinchazos.

Es altamente recomendable al comprar nuestra bicicleta de montaña si elejimos la opción tubeless, la elección de un líquido sellador de calidad. En este punto debemos seguir los consejos del vendedor de la tienda de bicicletas que elijas. Deberás tener en cuenta la presión correcta de inflado para la bicicleta de montaña.

Consejos sobre el precio, factor importante.

Los precios al comprar una bicicleta de montaña pueden fluctuar significativamente durante el año. La temporada de compras principal es desde la primavera hasta el verano. Si tienes la suerte de ser capaz de esperar que pase esta época puedes conseguir mejores precios, por lo general en el otoño y el invierno, se puede ahorrar unos cuantos cientos de euros. Además también encontrarás que una gran cantidad de tiendas de bicicletas ofrecen descuentos al comprar un modelo del año pasado, esto suele ocurrir en los primeros meses del año.

La Unión Ciclista Internacional presenta el calendario para la temporada 2017

Ninguna de ellas es española, por lo que la Volta a Catalunya (20-26 de marzo), la Vuelta al País Vasco (3-8 de abril), la Clásica de San Sebastián (29 de julio) y la Vuelta a España (19 de agosto-10 de septiembre) seguirán siendo las representantes nacionales dentro de la máxima categoría del ciclismo. La competición arrancará el 17 de enero, con la primera etapa del Tour Down Under, y finalizará el 30 de septiembre en Lombardía.

Nuevas carreras del World Tour

Cadel Evans Great Ocean Road Race (Australia) – 29 de enero

Tour de Qatar (Qatar) – 6-10 de febrero

Abu Dhabi Tour (Emiratos Árabes Unidos) – 23-26 de febrero

Omloop Het Nieuwsblad (Bélgica) – 25 de febrero

Strade Bianche (Italia) – 4 de marzo

A Través de Flandes (Bélgica) – 22 de marzo

Tour de Turquía (Turquía) – 18-23 de abril

Eschborn-Frankfurt « Rund um den Finanzplatz » (Alemania) – 1 de mayo

Amgen Tour de California (Estados Unidos) – 14-21 de mayo

Prudential Ride London (Gran Bretaña) – 30 de julio

Pruebas que permanecen en el World Tour

Santos Tour Down Under (Australia) – 17-22 de enero

París-Niza (Francia) – 5-12 de marzo

Tirreno-Adriático (Italia) – 8-14 de marzo

Milán-San Remo (Italia) – 18 de marzo

Volta Ciclista a Catalunya (España) – 20-26 de marzo

Record Bank E3 Harelbeke (Bélgica) – 24 de marzo

Gante-Wevelgem (Bélgica) – 26 de marzo

Tour de Flandes (Bélgica) – 2 de abril

Vuelta al País Vasco (España) – 3-8 de abril

París-Roubaix (Francia) – 9 de abril

Amstel Gold Race (Holanda) – 16 de abril

Flecha Valona (Bélgica) – 19 de abril

Liège-Bastogne-Liège (Bélgica) – 23 de abril

Tour de Romandía (Suiza) – 25-30 de abril

Giro de Italia (Italia) – 6-28 de mayo

Critérium du Dauphiné (Francia) – 4-11 de junio

Tour de Suiza (Suiza) – 10-18 de junio

Tour de Francia (Francia) – 1-23 de julio

Clásica Ciclista San Sebastián (España) – 29 de julio

Tour de Polonia (Polonia) – 29 de julio-4 de agosto

Eneco Tour (Benelux) – 7-13 de agosto

Vuelta a España (España) 19 de agosto-10 septiembre

Cyclassics Hamburgo (Alemania) – 20 de agosto

Bretagne Classic – Ouest-France (Francia) – 27 de agosto

Grand Premio Ciclista de Québec (Canadá) – 8 de septiembre

Grand Premio Ciclista de Montréal (Canadá) – 10 de septiembre

Giro de Lombardía (Italia) – 30 de septiembre

Evita estos errores al montar en bicileta

Tener el asiento muy bajo

¿Sientes dolor en la parte frontal de tus rodillas? Probablemente tu sillín esta muy bajo.

Una forma de ajustar el sillín es: montar en la bici, con el talón apoyado en el pedal, situar este en el punto mas bajo; la pierna debe quedar levemente flexionada, sin que la linea de las caderas pierda horizontalidad, siempre con los talones apoyados sobre los pedales. Si hay que bajar la cadera para llegar a la extension de rodillas o perdemos contacto con el pedal en algún momento, hay que bajar la altura del sillín. Hay que tener en cuenta que pedaleamos con la zona del metatarso (detrás de los dedos), por lo que al pedalear nuestras piernas quedaran ligeramente mas flexionadas que cuando calculamos la altura del sillín con el talón.

Creer que necesitamos el mejor equipo.

No se necesita ropa carisima, zapatillas especiales de ciclismo o la bici tope de gama del año para iniciarse en este deporte y pasarlo bien. Claro que tener el mejor equipo es muy guay, pero no hay nada mas guay como cuando un ciclista con una bici viejita  pasa en una cuesta a un grupo de ciclistas en sus bicis de carbono. Lo importante es tener lo justo para comenzar disfrutar de los paseos, ya nos preocuparemos de mejorar el equipo más tarde.

Tener una talla de bicicleta incorrecta.

La talla de tu bicicleta es el aspecto mas importante para iniciarse en el ciclismo. Si la bici es de otra talla, producirá dolor al montarla, y probablemente no apetezca pasar mucho tiempo subido en ese sillín, no importa lo emocionado que se este de montar esa nueva bici. Para encontrar nuestra talla correcta, hay dos elementos que son la clave: la altura del sillín y el alcance. La altura del sillín debe ser suficiente para darle una ligera flexión a la rodilla cuando el pie esta en el pedal. El alcance adecuado significa que los brazos y el torso deben  hacer un ángulo de 45 grados sobre la bici. Si es muy  largo, producirá dolor de espalda al tratar de alcanzar el manillar; y si es demasiado corto, las rodillas estarán demasiado cerca de los brazos. Cuando vayas a comprar una bicicleta, asegúrate de probarla para comprobar que el tamaño es correcto. Asesórate con el vendedor de la tienda.

No hacerle mantenimiento a tu bicicleta

Es importante dar mantenimiento periódico a nuestra bici, lo mejor es llevarla a nuestra tienda habitual para que le den mantenimiento. ¿cada cuando debería ser?, pues depende del uso que le des la la bici.

Darlo todo al principio

Una de las mayores fuentes de lesión viene de tratar de asumir demasiado kilometraje antes de estar listo. Hay que empezar suavemente, y darle  al cuerpo tiempo para adaptarse a las nuevas distancias. Del mismo modo, si se está en un paseo de entrenamiento, no se debe empezar demasiado rápido, por que corremos el riesgo de agotarnos y luego llegan las temidas pájaras. Hay que calentar durante el primer tercio del paseo, luego asentarse en un ritmo para el segundo, y darlo todo en el último tercio.

No llevar rueda de repuesto o kit de pinchazos

Un paseo perfecto se puede convertir en una pesadilla si no tenemos un kit para reparar pinchazos y una bomba de aire. Es muy importante aprender a reparar un pinchazo antes de salir a dar largos paseos.

No usar la marchas correctamente

Las marchas son nuestras mejores amigas cuando estamos ante una cuesta, o cuando queremos alcanzar una gran velocidad, con un poco de practica conseguiremos sacar el mejor provecho al uso de los cambios de marchas.

No respetar el grupo

Cada grupo tiene sus propias normas de protocolo y etiqueta a la hora de rodar, ya que cuando se va en grupos es mas fácil provocar un accidente si no se siguen pequeñas normas.  La primera vez que salgas con un grupo, lo mejor es mantenerse atrás, observar bien como se comportan y preguntar ante la duda.

No reponer la energía gastada

Si solo es un paseo de una hora, no es necesario comer nada durante el viaje, (importante no olvidar el agua). Pero si se planea hacer paseos de mas de 2 horas, lleva algo de comer y come un poco cuando haya pasado una hora y cada 20 minutos. En estos casos ir comiendo una barrita energética es una buena opción. Cuando olvidamos repostar podemos poner nuestro cuerpo en un déficit, y hacer que entre en un estado de hipoglucemia. Esto produce: cansancio, irritabilidad, mareos, náuseas y confusión, definitivamente no es la mejor manera para terminar un paseo.

Qué es el ciclismo de competición y de dónde viene

El ciclismo de competición es un deporte en la que se utilizan distintos tipos de bicicletas. Hay varias modalidades o disciplinas en el ciclismo de competición como ciclismo en carretera, ciclismo en pista, ciclismo de montaña, trial de ciclismo, cyclo-cross y BMX y dentro de ellas varias especialidades. El ciclismo de competición es reconocido como un deporte olímpico. La Unión Ciclista Internacional es el organismo gobernante mundial para el ciclismo y eventos internacionales de ciclismo de competición. A pesar de haber diferentes disciplinas ciclistas, cuando se habla de «carrera ciclista» se suele referir a la disciplina de ciclismo en ruta masculina debido a ser la más común, la más profesionalizada y en la que se realizan más competiciones a lo largo del año.

La primera prueba ciclista de la historia a modo competitivo registrada se disputó el 31 de mayo de 1868 en un pequeño circuito de 1.200 metros en el parque de Saint-Cloud, a las afueras de París, en la que participaron 7 ciclistas y fue ganada por el expatriado británico James Moore con una bicicleta de madera de piñón fijo y ruedas de hierro. Un año después se disputó la primera carrera propiamente dicha, concretamente el 7 de noviembre de 1869, entre París y Rouen. En ella participaron un centenar de ciclistas con el objetivo de culminar o ganar la prueba consistente en 123 km. Finalmente la lograron acabar. De nuevo británico James Moore ganó la prueba con un tiempo de 10 horas y 45 minutos. La intención de los organizadores fue demostrar que la bicicleta valía como medio de transporte para largas distancias.

« Siguientes entradas